17. Pinos.

¡Cumbre bella, cumbre mía:

hoy, más que ayer, te idolatro!

Al ver que por egoísmo

torpe, te están despojando

de los árboles autóctonos

que en tus axilas brotaron,

ser volcán de amor quisiera

para estrecharte en mis brazos.

Felix Duarte (1895-1990) “En la Cumbre” del libro, En una isla Canaria. 1979.

Óleo/lienzo. 81  x 60  cm. 1998.    Pinos en las cumbres de Puntagorda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Félix Duarte y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s