89. Rio.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y NOS ALEJAMOS

sin más peces ni atalayas,

río abajo,

desde los escalofríos del aire libre

hacia más adentro del agua.

Supe, más tarde,

que la conciencia vacía

de los árboles

mantenía la sonrisa

sobre nuestro pecho,

al fin en descanso,

y que una flor de retama

susurraba

el fatigado nombre de las cosas

y mi nombre.

 Lucía Rosa González. “Indicios equívocos de marasmo” en “De donde el vuelo”. Ed. La Palma 1998.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lucía Rosa González y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 89. Rio.

Tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s