92.- Puesta de sol, tras las montañas.

El tarajal pintadomovil (11)2

de tierra y el brillante

fragor de una lata vacía

que enciende los escombros

dispersos del erial

cuando al correr la nube

se descubre

el tapiz

de un sol casi olvidado

y entonces la montaña

dice adiós buenas tardes

platelmitos del coro.

Antonio Arroyo Silva. Poema inédito. 2014.

Collage, Papel y cartulina/cartón. 2014. 21 x 29 aprox.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antonio Arroyo Silva y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s