103. La Fajana, Barlovento.

 

Óleo a espátula/lienzo. 50 x 100.

6. 50 x 100

¡Atlántico infinito, tú que mi canto ordenas!

Cada vez que mis pasos me llevan a tu parte,

siento que nueva sangre palpita por mis venas

y, a la vez que mi cuerpo, cobra salud mi arte…

El alma temblorosa se anega en tu corriente.

Con ímpetu ferviente,

henchidos los pulmones de tus brisas saladas

y a plenitud de boca,

un luchador te grita ¡Padre! desde una roca

de estas maravillosas Islas Afortunadas…

Tomás Morales. “Oda al Atlántico” XXIV.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Tomás Morales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s